Enterándose de que el virus existe de la peor manera